Puertas Cortafuegos. Seguridad y estética

Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on email

Las puertas cortafuegos, también denominadas RF (Resistentes al Fuego), suelen ser de metal, madera o vidrio, y son instaladas para evitar la propagación y difusión de llamas, a la vez que permiten una mejor evacuación de los edificios.

Su funcionamiento es sencillo, por un lado estas puertas cortafuegos funcionan como barrera o vaya que retrasa la propagación del fuego, retrasando el incendio y dotando al personal que se encuentre en el lugar de más tiempo para poder salir sin complicaciones. Y por otro lado, son puertas que cuentan con un sistema de autocierre, cada vez que se abran, al soltarlas, se cierran automáticamente gracias a un electro-imán.

Al ser puertas con un fin preventivo específico, estas deben pasar un mantenimiento rutinario de las mismas para mantener inalterables todas las propiedades. Del mismo modo que deben estar cerradas en el momento en el que se precise, necesitando así la incorporación de sistemas o accesorios de cierre.

Las puertas cortafuego deben estar colocadas principalmente en lugares considerados como vías de escape con el fin de evitar la propagación del fuego, como pueden ser, entradas a escaleras, entradas y salidas de edificios, largos pasillos y salidas de emergencia. Además son colocadas en parecer que resisten el fuego y las altas temperaturas y que han pasado los controles necesarios para corroborar esto.

Marsamatic Puertas y Automatismos garantiza el perfecto funcionamiento de todas y cada una de las puertas cortafuegos que instala, así como de los herrajes tales como barras antipánico, muelles cierrapuertas, etc.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp