Puertas de aluminio. Ventajas para nuestra comodidad.

Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on email

El aluminio tanto para puertas automáticas como para cualquiera de los sistemas que instalamos, ofrece una serie de ventajas que queremos mostrarte en este post. No en vano el aluminio es el metal más utilizado después de acero.

La durabilidad y el bajo mantenimiento hacen de las puertas de aluminio una de las opciones más aconsejables y más aún para exteriores. Son muy robustas y prácticamente no requieren de mantenimiento porque son resistentes a la corrosión así como a condiciones climáticas adversas. Las puertas de aluminio no se hinchan ni agrietan ni se deforman con el tiempo. Puedes contar con que tendrán una larga vida. 

Las puertas automáticas son una solución económica y de calidad que además permite infinidad de diseños, acabados, colores y tipos. La resistencia de este metal junto con su flexibilidad, hacen posible que su fabricación se adapte a cualquier demanda. 

Su ligereza es otra de sus sobresalientes ventajas, tiene alrededor de un tercio del peso del cobre o el acero, por ello es tan utilizado en la fabricación de automóviles o en elementos domésticos como puertas y ventanas. 

A pesar de que para la obtención del aluminio se requiere una elevada cantidad de electricidad, este inconveniente se compensa con su larga durabilidad y con el bajo coste que supone su reciclado. Puede ser reciclado infinitamente sin que pierda lo más mínimo ninguna de sus propiedades, por lo que al hacer un balance energético a lo largo de toda su vida, resulta más ventajoso que otros materiales y por lo tanto más sostenible a nivel medioambiental. 

Cualquiera de las puertas y automatismos que ofrece Marsamatic pueden ser fabricados con este material, no tardes en contactar con nosotros y nos podremos manos a la obra inmediatamente. 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp